Pechuga de pollo con pimientos y salsa de soja

La receta de hoy es un plato muy fácil de preparar , bajo en calorías y rico en vitaminas y minerales. Es un plato equilibrado ya que el pollo y el jamón serrano nos aportan las proteínas y conseguimos un plato sin carencias nutricionales.
Los vegetales y hortalizas nos brindan una comida de baja densidad calórica, pero rica en vitaminas y minerales. Cuando se consumen frescas, es conveniente ajustar su consumo a su temporada, para aprovechar todos sus micronutrientes.
La pechuga de pollo es una buena fuente de proteína. Es una alternativa económica y un elemento básico en la dieta de todo el mundo. De hecho, es la principal fuente de proteína animal y es una alternativa saludable a la carne roja. Aún así, la pechuga de pollo es la parte más magra del ave y se ha vuelto muy popular entre los atletas y la gente que simplemente busca opciones saludables para su dieta diaria.
Espero que os guste.
 
Pechuga de pollo con pimientos y salsa de soja.2
RECETA
Ingredientes para cuatro personas:
– 3 pechugas de pollo
– 250 gr. de jamón serrano
– 300 gr. de judías verdes 
– 2 pimientos verdes
– 1 lata de pimientos morrones
– 1 diente de ajo
– 1 cebolla
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– 1 cucharada de salsa de soja
Preparación:
Empezamos lavando bien los pimientos verdes al grifo con agua fría y quitándoles todas las pepitas. A continuación lavamos las judías verdes y les quitamos los hilos. Si son congeladas no tienes que limpiarlas ni quitarles los hilos. Puedes utilizar tanto unas como otras. Cortamos en juliana los pimientos verdes, los rojos y las judías verdes. Picamos el jamón, pelamos el ajo y la cebolla  los picamos.
Limpiamos el pollo quitándole toda la grasa y lo cortamos en daditos.
En una sartén grande o wok ponemos un poco de aceite, sofreímos a fuego muy lento la cebolla, el ajo y los pimientos. Cuando la cebolla esté transparente, agregamos el jamón y el pollo y seguimos rehogándolo hasta que esté todo bien tierno y hecho.
 
Pechuga de pollo con pimientos y salsa de soja.1
Después, añadimos la salsa de soja (con cuidado porque el jamón es salado) y la juliana de judías verdes y lo rehogamos un poco. Las judías verdes tienen que quedar como si fueran “crudités”.
Sepáralo del fuego, sírvelo en los platos y listo!!
A disfrutar!!
 
 
Anuncios

Acerca de Cristina

Cuando una de mis hijas se fue a trabajar a EEUU necesitó recetas y consejos para cocinar y eso me dio la idea para empezar a escribir este blog pensando en los “españoles por el mundo” que, por decisión propia o por necesidad, cada vez son más y pueden verse en su misma situación. Espero que os guste y que disfrutéis cocinando conmigo.
Esta entrada fue publicada en AVES Y CAZA y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s