Patatas a la importancia

Hoy vamos a preparar un plato con patatas. Esta receta es típica de Castilla. También se les llama “patatas estilo Enrique IV”.
Las patatas son un alimento muy común en la dieta de la mayoría de la población europea. Sin embargo, a veces pasamos por alto los aportes nutricionales de este alimento tan básico. Para empezar, existen diferencias nutricionales considerables entre los distintos platos de patatas, dependiendo de cómo se cocinen.

Se empezaron a importar de Sudamérica, en el siglo XVI y tardaron otros 150 años en convertirse en uno de los alimentos básicos de Europa. Actualmente, donde más se consumen es en Europa Central y del Este, aunque están presentes en la dieta de todo el continente, con un consumo medio per cápita de 94 Kg en 2005.
Hay una serie de características nutricionales que debemos de tener en cuenta dentro de una alimentación equilibrada:
* Cocidas o asadas, las patatas son un alimento prácticamente libre de grasa. Los carbohidratos son los principales nutrientes energéticos presentes en las patatas, que se encuentran en forma de almidón.
Son una buena fuente de fibra, contribuyen a la sensación de saciedad y facilitan la función digestiva, de vitamina C, potasio, además de contener pequeñas cantidades de magnesio y hierro.
* Las patatas casi no contienen sodio (que junto al cloruro forma la sal).
* Las patatas también contienen varias vitaminas del grupo B. Una ración media de patatas cocidas (180 g) contiene más de una sexta parte de las necesidades diarias de un adulto de las vitaminas B1, B6 y folato.
* Las patatas pueden ser muy útiles para quienes desean perder peso o evitar ganarlo. Una ración media de patatas cocidas sin piel (180 g) contiene unas 140 calorías, un contenido energético muy inferior al de la misma cantidad de pasta cocida (286 calorías) o arroz cocido (248 calorías).
Las patatas no contiene Gluten y puede consumirse por aquellas personas que tengan que evitar esta proteína de algunos cereales.
Espero que os gusten.
 
Patatas a la importancia
RECETA
Ingredientes:
– 400 gr. de patatas
– 2 huevos
– Harina para rebozar
– Ajo
– Perejil
– Aceite de oliva
– Caldo de carne
– Cebolla
– Sal
– Pimienta
 
Preparación:
Pelamos, lavamos y cortamos las patatas en rodajas de algo menos de 1 cm. de grosor. Las sazonamos y las reservamos en un plato aparte.
Ponemos la harina en un plato y los huevos batidos en otro.
Rebozamos las patatas con la harina y después las pasamos por el huevo batido y a continuación las freímos en una sartén con el aceite caliente, hasta que el rebozado esté dorado por los dos lados. Las reservamos en un plato aparte.
En un mortero preparamos un majado con el ajo y el perejil picados, un chorrito de aceite y una pizca de sal.
En una cazuela ancha y baja sofreímos la cebolla picada muy fina y, cuando esté lista, añadimos las patatas rebozadas y el majado del mortero. Removemos un poco y añadimos el caldo de carne. Probamos de sal y le podemos añadir un poco de pimienta blanca molida.
Lo dejamos cocer a fuego lento durante 18 minutos, moviendo la cazuela de vez en cuando con movimientos de vaivén.
Cuando las patatas estén cocidas, lo separamos del fuego y espolvoreamos con el perejil picado.
Listo!!
A disfrutar!!
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en VERDURAS y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s